Lunes Junio 24, 2019.- EE. UU.

Trump lanza una ola de ciberataques

Los misiles en la mira. Parlamento de Teherán: "muerte a EEUU"

Estados Unidos lanzó el pasado jueves un ciberataque sin precedentes contra un grupo de inteligencia iraní al que los agentes estadounidenses consideran culpables del ataque a los buques petroleros en el Golfo de Oman. Lo reportó hoy el diario New York Times. La operación del Comando Cibernético de Estados Unidos tuvo lugar el mismo día en que el presidente estadounidense, Donald Trump, frenó los ataques aéreos contra estaciones de radar y baterías misilísticas de Irán.

El ciberataque "deshabilitó" los sistemas informáticos de control de los lanzamisiles iraníes, refirió la fuente.

Según expertos, todavía es difícil estimar el alcance de los daños producidos.

De este modo la orden recibida por el Comando Cibernético de Estados Unidos fue la de una doble ofensiva contra los sistemas de control computarizados de los lanzadores de misiles de la República Islámica y contra el grupo de inteligencia iraní que para la inteligencia de Estados Unidos es responsable de los ataques contra los buques petroleros en el Golfo de Omán. Porque es gracias a las computadoras de esta organización vinculadas al cuerpo de la Guardia Revolucionaria que habrían sido individualizadas y rastreadas las embarcaciones para atacar.

Si por ahora se evitó una escalada sobre el terreno, en el ciberespacio la guerra ya estalló, con Irán que desde hace varios meses intensificó los ataques no solo contra Estados Unidos, infectando con sus virus las redes informáticas de industrias y agencias gubernamentales, sino también contra sus aliados del Golfo, como Bahrein y los Emiratos Arabes. Una demostración de la capacidad y autosuficiencia lograda por Teherán, que solo hasta hace poco tiempo para sus ofensivas en línea se apoyaba en grupos mucho más experimentados y probados que operan desde Rusia.

La alarma fue lanzada varias veces por la agencia del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos que se ocupa de la seguridad cibernética: los piratas informáticos de Teherán están ahora en grado no solo de robar información y dinero, sino también romper completamente redes informáticas.

No ayudan a aliviar las tensiones los tonos empleados en Teherán, donde durante una sesión del Parlamento iraní se escuchó en coro "muerte a Estados Unidos".

"Estados Unidos es el verdadero terrorista que propaga el caos y suministra armas avanzadas a los grupos terroristas, mientras invita a negociar", afirmó el vicepresidente de la asamblea, Masoud Pezeshkian, provocando la reacción de muchos de los parlamentarios presentes. Lo que es preocupante es el acercamiento al ultimátum lanzado por Teherán, que pronto podría superar por primera vez los límites para la producción de uranio enriquecido previstos en el acuerdo de 2015: una grave violación que difícilmente puede quedar sin respuesta y destinada a poner aún en más difícil dificultad a Europa, que en todos los sentidos está tratando de no romper el vínculo con Irán.

En Washington en tanto continúa discutiendo la marcha atrás del presidente sobre la represalia aérea por el dron estadounidense abatido.

"Irán no debe interpretar nuestra prudencia como una debilidad", fue la advertencia del consejero de la Casa Blanca para la seguridad nacional, John Bolton, comprometido en Jerusalén en un encuentro trilateral con Israel y Rusia.

"Los intentos de Teherán de dotarse de armas nucleares, su presencia en Siria y su entrega de armas a elementos hostiles en el Medio Oriente, dijo Bolton, no indican que estamos enfrente de un país que aspira la paz".

Y si Trump en Camp David estudia las nuevas sanciones contra Teherán que en las próximas horas debería anunciar el Departamento del Tesoro, el vicepresidente Mike Pence reiteró cómo "Estados Unidos responderá a cualquier amenaza o provocación" a sus propios intereses o aliados. (ANSA).