Jueves Julio 4, 2019.- Italia

Preocupante descenso demográfico en Italia

En 2018 solo 439.747 nacimientos, mínimo histórico

La población italiana suma poco más de 55 millones y se encuentra en plena declinación por primera vez en 90 años. Lo indica el Instituto de Estadística (ISTAT) en el Balance Demográfico 2018.

El texto señala que respecto de 2014 el descenso de italianos es equivalente a la desaparición de una ciudad del tamaño de Palermo (Capital de Sicilia): 677.000 menos.

La disminución de los nacimientos en 2018 es de más 18.000 personas respecto de 2017 (-4%): solo fueron inscriptos 439.747 niños, un nuevo mínimo histórico desde la Unidad de Italia.

La declinación demográfica solo es frenada por el crecimiento de los extranjeros: el Instituto de Estadística releva que en los últimos cuatro años los nuevos ciudadanos por adquisición de la ciudadanía italiana fueron más de 638.000.

Sin este aporte, la caída de los italianos habría sido alrededor de 1.300 mil unidades. En el período de cuatro años, el contemporáneo aumento de más de 241 mil ciudadanos extranjeros permitió contener la pérdida total de residentes.

Al 31 de diciembre de 2018, fueron 5.255.503 los ciudadanos extranjeros inscriptos en los registros; respecto de 2017, aumentaron en 111.000 (+2,2%) y llegaron a conformar el 8,7% del total de la población residente. La población italiana -escriben los investigadores del Istat- perdió hace tiempo su capacidad de crecimiento por efecto de la dinámica natural, aquella debida a la "sustitución" de quien muere con quien nace. "En el curso de 2018, la diferencia entre nacimientos y muertes (saldo natural) es negativa, equivalente a 193 mil unidades menos. El saldo natural de la población total es negativo en todas partes, excepto en la provincia de Bolzano", indica el texto.

El año pasado, la distribución de la población residente por repartición geográfica permaneció estable respecto a los años anteriores. Las zonas más populosas del país siguen siendo el noroeste (donde reside el 26,7% de la población total) y el sur (23,1%), seguida por el noreste (19,3%), el centro (19,9%) y las islas (11%). Solo en el noreste se registra un leve aumento de población (0,10% más respecto de 2017), mientras en todas las otras reparticiones hay un descenso. Las mayores variaciones, por encima de la variación promedio nacional (-0,21%), se relevan en las islas (-0,53%) y al sur (-0,46%).

Por otra parte, disminuyeron los decesos: se ubican en 633.000 unidades, en línea con la tendencia de aumento registrada a partir de 2012, pero en descenso respecto a 2017 (-15.000).

Las inscripciones en los registros del exterior se redujeron de casi 500 mil en 2008 a 332 mil en 2018, mientras que las cancelaciones para el exterior aumentaron de manera marcada, pasando de 80.000 a 157.000 en el decenio.

El saldo migratorio con el exterior se redujo, por lo tanto, a 175.000 unidades en 2018. Las personas que el año pasado dejaron Italia son casi 157.000, un aumento de 2.000 unidades con respecto a 2017. La cantidad de ciudadanos extranjeros que abandonaron el país está en leve declive (-0,8%) mientras que aumenta la emigración de italianos (+1,9%). Entre éstos es consistente la cantidad de italianos nacidos en el exterior.

En cambio, permanece estable el movimiento migratorio interno.

La presencia de casi 50 nacionalidades diferentes, con al menos 10.000 residentes, confirma por otra parte el cuadro multiétnico de la Península. Además, en 2018, la población en convivencia también aumentó: 404.000, el 6,1% más respecto de 2017. Los extranjeros residentes registrados (más de 157.000) crecen en más de 20.000 unidades respecto del año anterior (+17,7%).

Prosigue, por último, la disminución en la adquisición de ciudadanía, ya observada a partir de 2017, tras la tendencia de fuerte crecimiento de los años precedentes.

Aquellos que obtuvieron la ciudadanía en 2018 son menos de 113.000, 22 de cada 1.000 extranjeros, es decir, el 23% menos respecto de 2017. Al 1 de enero de 2018, los italianos por adquisición de ciudadanía son más de 1.340.000. En el 56,3% de los casos se trata de mujeres. Al sumar esta población a la de los ciudadanos extranjeros se obtiene un contingente de casi 6,5 millones de ciudadanos extranjeros o de origen extranjero. (ANSA)