Miércoles Junio 5, 2019.- Inglaterra | Reino Unido | Londres

Miles protestan en Londres contra Trump, pero muchos menos que el año anterior

Miles de personas protestaron el martes en el centro de Londres contra la pomposa visita de Estado a Reino Unido del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pero eran menos de las que se reunieron para oponerse a su viaje del año pasado.

Manifestantes gritaron, tocaron tambores y agitaron pancartas en lo que los organizadores llamaron el “Carnaval de la Resistencia” en la Plaza Trafalgar, mientras la primera ministra Theresa May mantenía conversaciones con Trump.

El líder del Partido Laborista de la oposición británica, Jeremy Corbyn, se dirigió a los manifestantes, calificando la protesta como “la encarnación viva de lo que es una sociedad democrática”.

Entre los británicos, Trump es uno de los líderes extranjeros menos queridos. Solo un 21% de las personas encuestadas por YouGov tienen una opinión positiva de él y entre las mujeres, el total cae a 14%.

El tono de la protesta era dado por una gran estatua de Trump sentado en un retrete dorado con sus pantalones alrededor de los tobillos. La gente sostenía pancartas que decían “Mantén tus diminutas manos lejos de nuestra Reina”, “Enciérrenlo en la torre” y “¡Liberen a Melania!”.

Con creatividad y humor, los manifestantes eran convocados por cuestiones que iban desde las restricciones a los derechos reproductivos de las mujeres hasta el temor a que empresas estadounidenses se encarguen de los problemas del servicio de salud de Gran Bretaña.

La multitud, de varios miles de personas, era mucho menor que la que protestó durante la primera visita de Trump a Gran Bretaña como presidente en julio de 2018, pero se valía del mismo humor británico.

Una mujer llevaba un cartel con el insulto de Shakespeare: “¡Voy a morderme el pulgar al enfrentarlos!”. En otra lugar, un hombre vendía rollos de papel higiénico con la cara de Trump a tres libras cada una. (Reuters)