Domingo Junio 30, 2019.- Argentina | Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Para Alberto Fernández los negocios del kirchnerismo con Báez fueron "un descuido"

El precandidato a presidente por el Frente de Todos lo afirmó en declaraciones al diario La Nación.

Manifestó, además, estar "seguro" de que su compañera de fórmula "nunca se va a poner contra" suyo aunque reconoció la necesidad de "ser mejores" de lo que fueron para "no caer en los errores" que se cayeron.

"Cristina es Cristina y yo soy yo. Los dos sabemos el rol qué nos toca cumplir. Si la gente nos da una oportunidad más, no la vamos a desaprovechar", dijo Fernández en una entrevista publicada hoy por La Nación, en la que reclamó la necesidad de "escribir otra historia" que no tenga "nada que ver" ni con su época ni con la de la ex presidenta.

Consultado por el involucramiento de su compañera de fórmula en la adjudicación amañada de obras públicas al empresario Lázaro Baez dijo que se las dieron por tener “un diferencial” respecto al resto por ser “local” y contar allí con maquinaria y personal, entre otros elementos, y que eso no fue “delito” sino en todo caso un “descuido ético”.

Quien fuera jefe de Gabinete del gobierno kirchnerista entre 2003 y 2008 cuestionó "el cepo", el "décit fiscal", el "ocultamiento de la pobreza", "la investigación de la muerte de Nisman" y el "acuerdo con Irán" durante la gestión kirchnerista, y aseguró de cara al futuro que, sin dejar de negociar con el FMI, será necesario "dar incentivos para que la economía crezca", y también analizar "dónde se ajusta".

Respecto del debate en torno a ex funcionarios presos, dijo: "Yo nunca hablé de presos políticos. Digo que hay detenciones arbitrarias. El preso político es alguien que no tiene una causa abierta, y acá todos tienen causa abierta. Lo que sí digo es que las detenciones arbitrarias recaen sobre opositores y eso le da un tullo político".