Jueves Mayo 30, 2019.- Colombia

Exguerrillero acusado de narcotráfico, libre

Jesús Santrich excarcelado. Hay pedido de extradición de EEUU

El exguerrillero de las FARC Seuxis Paucias Hernández, "Jesús Santrich", reclamado en extradición por Estados Unidos donde se le acusa de narcotráfico, fue excarcelado este jueves por orden de la Corte Suprema de Justicia.

El antiguo jefe rebelde abandonó en un vehículo blindado el edificio de la Fiscalía General de la Nación, en cuyos calabozos permanecía recluido, y se dirigió a la sede de su movimiento político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) en Bogotá.

"Viva la paz de Colombia!", gritó Hernández al ingresar a la sede del partido conformado por los ex combatiente de la antigua guerrilla, donde lo esperaban sus máximos líderes, entre ellos varios legisladores.

El caso de Hernández se ha convertido en un pulso entre el gobierno, el partido FARC, la justicia local, la jurisdicción creada en el marco del proceso de paz y las autoridades estadounidenses.

El exrebelde fue detenido el 9 de abril del 2018, tras una orden emitida por una corte de Nueva York, donde se le sindica de delitos de narcotráfico.

Su arrestó condujo a un momento de tensión frente al proceso de paz, puesto que el argumento central de la detención era que Hernández, al parecer, realizó una supuesta negociación de droga con delegados de un cartel mexicano.

Esto habría ocurrido ya sellado el pacto de paz, que fue la fecha límite que se estableció para juzgar cualquier crimen cometido por los excombatientes bajo unos parámetros distintos y en una jurisdicción especial creada para tal fin.

Todo delito cometido por los ex guerrilleros fuera de ese tiempo será juzgado por la justicia ordinaria, estableció el acuerdo de paz.

Hernández y sus abogados sostienen la tesis que su caso es parte de un "montaje" creado por la justicia norteamericana y la Fiscalía local para golpear el proceso de paz.

Al exguerrillero la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), creada para juzgar los crímenes de la guerra interna, le había concedido semanas atrás la libertad, al no poder establecer la fecha exacta en la que habría cometido el delito que se le imputa.

Cuando Hernández iba saliendo de la cárcel La Picota, en Bogotá, la Fiscalía lo arrestó de nuevo argumentando que habían nuevas pruebas en su contra.

Esta semana el Consejo de Estado, el tribunal de lo contencioso administrativo, precisó que el exguerrillero tenía fuero de legislador, porque había sido uno de los diez delegados por su partido para ocupar los escaños que les otorgó el acuerdo de paz.

Con ese argumento, la Corte Suprema de Justicia ordenó en la víspera su libertad, al advertir que por ser un aforado era ese tribunal el encargado de asumir la investigación de su caso.

"No podemos dejar de llamar las cosas por su nombre: alias Jesús Santrich es un mafioso", declaró el presidente, Iván Duque, la noche del miércoles, tras conocer la decisión de excarcelación emitida por la Corte Suprema.

La vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, aseguró hoy que "hay que evitar (que Hernández, NDR) se vaya a fugar del país", en una muestra más de la molestia del Ejecutivo por la salida de prisión del exguerrillero. (ANSA).