Miércoles Junio 19, 2019.- Países Bajos | Nieuwegein

Investigación sospecha de 3 rusos, 1 ucraniano de estar involucrado en un accidente MH17

El Equipo de Investigación Conjunta (JIT) anunció los nombres de tres ciudadanos rusos y un ciudadano ucraniano sospechosos de estar involucrados en el accidente del avión Boeing en Ucrania en julio de 2014. La lista de sospechosos incluye a Igor Girkin, conocido bajo el apodo de Strelkov, un familiar Seline Fredericks dijo a los reporteros el miércoles de una de las víctimas del accidente.

"Los investigadores nombraron a cuatro personas, tres rusos y un ucraniano", dijo. Fredericks aclaró que los otros sospechosos son Sergey Dubinsky, Oleg Pulatov y Leonid Kharchenko.

"Se espera que el tribunal escuche el caso el 9 de marzo de 2020", señaló Fredericks, y agregó que los sospechosos serán acusados ​​de asesinato.

El vuelo MH17 de Malaysia Airlines, un avión de pasajeros Boeing-777 que viajaba desde Amsterdam a Kuala Lumpur, fue derribado el 17 de julio de 2014, sobre la región de Donetsk, en el este de Ucrania. El accidente mató a todos los 283 pasajeros, ciudadanos de 10 países y 15 tripulantes. A pesar del conflicto armado activo en tierra, Kiev no cerró su espacio aéreo sobre la región de Donbass a los vuelos internacionales de pasajeros. El Equipo de Investigación Conjunta (JIT), formado por representantes de Australia, Bélgica, Malasia, los Países Bajos y Ucrania, se creó para investigar la tragedia.

En junio de 2017, los países del JIT tomaron la decisión de que la audiencia se celebrará en un tribunal holandés según las leyes holandesas. La fiscalía de los Países Bajos encabeza el JIT y será responsable de presentar el caso y presentar los detalles. De conformidad con la decisión del Ministerio de Justicia y Seguridad de los Países Bajos, el caso se conocerá en el Complejo Judicial de Schiphol en la ciudad de Badhoevedorp.

En mayo de 2018, Australia y los Países Bajos dijeron que buscarían responsabilizar a Rusia por la complicidad en el accidente aéreo debido al informe provisional publicado por el Equipo de Investigación Conjunta (JIT, por sus siglas en inglés) que afirma que el sistema de misiles que se utilizó para derribar el vuelo El MH17 podría haber sido transferido desde Rusia y ser parte de la 53ª brigada rusa de misiles antiaéreos cerca de Kursk.

Moscú rechaza las acusaciones del JIT. En particular, el Ministerio de Defensa ruso dijo que ningún sistema de misiles del ejército ruso había cruzado la frontera ucraniana. Además, los representantes del ministerio de defensa informaron que habían identificado el misil que fue lanzado para derribar el Boeing y establecieron que fue transferido a las tropas ucranianas en 1986 y que desde entonces no han regresado a Rusia. (Tass)